Canon EOS 5D Mark III para bodas

Después de más de 10 bodas hechas con mi nueva nueva Canon ya puedo darte mi opinión acerca de su uso en la fotografía de bodas.

Esta es mi primera cámara de formato completo, aunque ya había hecho reportajes con la Canon EOS 5D Mark II he de decir que una vez probado con más tiempo y detenimiento, ya no lo cambio por nada del mundo. La flexibilidad y calidad de este tipo de sensores es extraordinaria, si además lo utilizas con objetivos rápidos mono focales, puedes dominar la profundidad de campo a tu antojo, como antaño con las cámaras analógicas… una delicia.

Canon-EOS-5D-MARKIIILa cámara es una autentica todoterreno, capaz de disparar con velocidad cuando se requiere, en circunstancias de iluminación muy adversas tanto en contraluces como en situaciones de poca luz, con un extraordinariamente complejo y flexible sistema de autofoco que no viene nada mal en algunas situaciones de movimiento como en el baile o cuando la novia se acerca al novio en la ceremonia, es una cámara solida y capaz de seguir haciendo su trabajo incluso bajo una lluvia intensa, por supuesto si el objetivo también lo tolera.

Lo que más destacaría de la cámara es la capacidad de fotografiar hasta con ISO 6400 (foto de la tienda más abajo a la derecha) y obtener fotos perfectamente usables comercialmente, incluso con ISO 12800, el enorme rango dinámico que permite sacar detalles de donde con otras cámaras es imposible y por último el revolucionario autofoco cuya complejidad requiere bastante tiempo de adaptación y estudio pero que ayuda a obtener unos resultados envidiables. No he visto hasta la fecha una calidad de imagen igual, realmente espectacular.

Canon-EOS-5D-MARKIII-ISO-6400También destacaría lo inteligente de la distribución de los botones, lo que permite realmente usar la cámara casi sin quitártela del ojo, algo muy importante en la fotografía de boda y la posibilidad de configurar la mayoría de estos. La duración de la batería es también destacable, puedo llenar una tarjeta de 32GB con fotos en formato RAW con una sola batería, cientos y cientos de fotos.

Del video puedo decir poco. Hice algunas pruebas con un especialista en una boda y quedo boquiabierto acerca de las posibilidades y la calidad gracias al sensor de tamaño completo y la gran calidad de los objetivos intercambiables, por lo visto para conseguir una calidad similar con cámaras de video tienes que desembolsar mucho más de 10000€.

Es difícil encontrarle algún punto negativo. El peso podría ser más reducido, aunque dentro de lo que son las cámaras profesionales es bastante ligera y para poder reducirlo habría que sacrificar calidades como es el caso de la Canon EOS 6D. Lo que si hecho de menos en el módulo de WIFI, un display movible que ayudaría mucho a hacer fotos con perspectivas altas o bajas.

Un saludo

Tu fotógrafo de bodas, David Antón